VIRUS MARCHA ATRÁS. ®.

Introducción:

En el año 2020 un extraño virus provoca que los seres humanos comenzaran a caminar marcha atrás viendo imposibilitado sus miembros para andar hacia delante. El consejo científico y médico decidió en principio aislar a estos pacientes hasta que eran demasiados. Había que encontrar el motivo que producía esta rara enfermedad a la que se bautizó con el nombre VIRUS MARCHA ATRÁS. 

Capítulo. I.

Grageas de debate.

María hacía un remiendo con su aguja al chaleco verde que tanto gustaba a Manuel ponerse los días que éste tenía libres en su trabajo. Tenía la televisión puesta cuando aquella noticia la sorprendió, tras unos minutos siguió con sus labores, como cualquier hijo de vecino casi todos estaban ya acostumbrados a que surgieran nuevas enfermedades raras. 

Corría el año 2020 y habían pasado cosas muy extrañas relacionadas con la salud de los seres humanos. Esta última noticia en principio pasó desapercibida para casi todos los habitantes de la Tierra, aunque cuando María vio a Manuel llamándola desde el aseo por el tono de su voz vislumbró que algo debía ir mal en la salud de su esposo.

Manuel no podía andar hacia delante, era como una broma pesada. Ella intentó convencerle de que dejara de bromear, finalmente tuvo que aceptar la evidencia de que su marido había contraído el virus. Aterrorizada llamó al número que dio la televisión para todos los que pudiesen sospechar que habían contraído el marcha atrás.

La enfermedad consistía en no poder andar hacia delante por lo que en principio de adaptaron centros y salas y hospitales para recluir a estos enfermos que simplemente no andaban en la dirección correcta y por supuesto no veían lo que tenían por delante. Se firmó una ley a escala mundial para que ninguna de estas personas saliera a la calle hasta que el consejo científico no averiguara que estaba ocurriendo.

Todos las constantes vitales del cuerpo de Manuel eran normales al igual que los primeros afectados, solo que el organismo andaba hacia atrás y a no ser que alguien tuviese un ojo en la nuca era imposible que estos humanos pudiesen realizar sus labores normales sin ayuda y por supuesto mucho menos salir a la calle o conducir máquinas.

No había ni un rastro de anormalidad en los sistemas nerviosos de estos pacientes, ni en sus cerebros, ni en ningún otro órganos vital. Se crearon debates secretos y se tranquilizó a la población con mentiras por supuesto, sin embargo comenzaron a surgir casos en todos los países del mundo y muy pronto era raro el hogar donde alguien no había sido contagiado por el “marcha atrás”…

Finalmente se tomó la decisión de colocar unas gafas con cámara  y se comenzaron a construir carriles en las calles para que estos enfermos pudiesen caminar. Las gafas daban visión de lo que veían los ojos que ahora eran la espalda y también del camino a seguir por delante para que nadie se chocase, pero sirvió de poco porque hubo mucho accidentes y todos los enfermos del marcha atrás tuvieron que regresar a sus casas. Todos los que no habían contraído el virus comenzaron a ser objeto de análisis para buscar patrones que aclararan el origen del virus. En las casas donde todos sus miembros habían contraído la extraña enfermedad se tuvieron que enviar asistentes sociales pero claro, cada vez era más los enfermos y comenzaron a escasear personal para tratar el agudo problema que se avecindaba en todas las clases sociales.

Por supuesto no se tardó en descubrir que colectivos eran los más afectados, pero esto, lo contaremos en el segundo capítulo… Si hay peticiones…

Muchas gracias por vuestras lecturas y comentarios.

- Jorge Ofitas.

Continuará…

Todos los derechos reservados. Autor: Jorge Ofitas. ®. Europa. 2017. ®.

Nº visitas

1720

Mis ebook en

  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
UA-99982081-1